APTITUD MENTAL

Por que vencen algunos En los veinte de cabeza de cualquier flota nacional encontrarás patrones consumados y experimentados que tienen un barco perfecto que llevan con destreza, conocimiento amplio de tácticas y del reglamento de regatas, los barcos inmaculados con las mejores velas nuevas, y todos navegan rápido! ¿Qué ocurre? ¿por qué ciertas personas ganan casi siempre? Podría ser que los ganadores tienen buenas aptitudes mentales, y en todos los deportes se está  prestando gran atención a la sicología.

 

La evaluación objetiva.  Los ganadores pueden evaluar sus propios sentimientos y rendimiento antes, durante y después de la competición. Ellos desarrollan la

capacidad de examinar su ejecución, identificar los puntos fuertes y débiles, usan su conocimiento para planear cambios en las tácticas o se entrenan para corregir los errores. También son capaces de identificar las emociones perjudiciales antes, durante o después de una competición.

 

La planificación clara.  Los ganadores son capaces de plantear objetivos de entrenamiento alcanzables que tratan temas concretos que requieren trabajo. (p.eg. achicar a barlovento). Ellos fijan los objetivos a ejecutar (eg. navegar la ceñida perfectamente; planificar tácticas para cada situación), y también fijan los objetivos del resultado (p. eg. ganar una regata en el Campeonato).

 

Muy seguro.  Los ganadores están totalmente seguros de su capacidad. Están seguros de que pueden realizar una regata perfecta, y que ganar o no  depende sólo de los avatares del deporte. Han perfeccionado tácticas para mantener su confianza y olvidar los fracasos.

 

La administración de la tensión.  Los ganadores son conscientes de sus niveles de tensión, y usan técnicas para mantener ese nivel óptimo de rendimiento. Si estás demasiado estresado o  actúas demasiado relajado.

 

El ensayo mental.  Los ganadores pueden visualizar su navegación tan eficazmente que pueden practicar salidas, rodear balizas y otras maniobras tácticas sin necesidad de ir al agua.

 

El perfeccionamiento psicológico de la regata.  Los ganadores han desarrollado la habilidad de visualizar cada parte de una regata, y examinar las emociones se sentían en ese momento. Pueden usar las técnicas de visualización para llegar a conformarse con una regata en la que tuvieron un error mayor  visualizando el desenlace del suceso.  Si perdieras tu serenidad en un momento particular de una regata, podrías visualizar el suceso, intentando precisar que te sucedió exactamente.

 

La concentración.  Los ganadores han desarrollado la habilidad de concentrarse profundamente durante largos periodos.  En suma, una característica de competidor olímpico es su firme voluntad de ganar. Para sobresalir en esa competición, la motivación pronunciada es esencial. Estos competidores tienen la ambición abrumadora de ser “mejores que todos los demás”. No quieren perder, pero se debe evitar el temor negativo a perder. Esto los lleva a intentar lo más difícil, hacer banda más y más tiempo, pensar rápido, concentrarse más, navegar con precisión y cuidado, mantenerse mentalmente tranquilo, físicamente flexible, y trabajar!

 

LAS HERRAMIENTAS MENTALES

Diario de operaciones de entrenamiento y regatas.  Como una ayuda al propio adiestramiento,  después de un día de la regata, atentamente y honestamente rellena una Hoja de Análisis de Regata. Las anotaciones más importantes no serán la inclinación del mástil, la vela usada o inclinación de la orza, pero si la valoración de tu actuación. ¿Qué fue bien y qué aspectos de tu navegación requieren más trabajo? El próximo paso es hacer algo sobre eso. Mantén estas hojas en tu registro de anotaciones, y cuando lleves a cabo tu entrenamiento, tu confianza mejorará  con tus resultados.

 

El álbum de recortes.  Guarda  los resultados, las fotos, las instrucciones de regata etc., y cuando tengas un día malo hojea  y mira cuanto has mejorado y recuerda tus buenas regatas. Mantén una página de “caras-trofeo”   e introduce el nombre de cada patrón de cabeza que venciste. ¡Si les has ganado una vez podrás hacerlo de nuevo!

 

El video.  Si has tenido una regata buena o varias series, consigue una copia del video. Cada vez que lo veas lograrás un empujón de confianza.

También te ayudará visualizarte navegando bien.

 

La charla.  Arriésgate a hablar con patrones de cabeza sobre cómo han logrado sus éxitos, e imagínate en su lugar.

 

“Burbuja de 30 segundos”.  Este es un modo útil de arreglar cosas que pasan durante una regata. Olvida algo que ha pasado hace más de 30 segundos. Sólo

concéntrate en el  presente y futuro inmediato como si estuvieras en una burbuja de tiempo.

La burbuja  ayuda a excluir de nuestra mente todo lo que hay o habrá  fuera de ese tiempo. Olvídate de los  enfrentamientos y discusiones con otro; déjalo ir, serénate, contrólate y simplemente vuelve a concentrarte en navegar veloz !

 

Mira adelante y a sotavento.  Otra técnica útil a tratar. Si algo pasa, intenta olvidarte de ello concentrándote en navegar rápidamente tu barco con puro tacto, mientras mantienes tus ojos adelante y sotavento, examinando sólo el agua inmediatamente delante y a sotavento hasta recuperar el control.

 

Examina tus emociones.  Un ejemplo es el miedo. ¿Qué te asusta?. ¿Es un miedo lógicamente justificado?. ¿Endurece tus músculos interfiriendo tu respiración?  El miedo es un mecanismo de defensa natural, “inmovilizándote”. Es natural; no puedes hacer nada; así que acéptalo pero tienes que estar seguro de que no le permitirás gobernarte o que interfiera en tu regata.

 

Desintensificar factores agravantes. 

Si te pones tenso cuando otros gritan, conseguirás que todos los miembros de tu equipo se unan para gritarte durante los entrenamientos. Después de tratar con el griterío amistoso, cualquiera que grite en regata no te acobardará. Así mismo los competidores tienen que aprender a aceptar las decisiones de “los jueces en el agua”, sin embargo pueden parecer ineptos o equivocados. Esto puede practicarse introduciendo varias decisiones injustas y erróneas en el entrenamiento que todos aceptarán.

 

Auto-afirmación y murmurar palabras. Mírate en el espejo el día de la regata, mírate a los ojos, y di “eres bueno - los has vencido a todos ellos

antes”.  Di  “BIEN”! cuando las cosas van  bien, “Buena virada”! cuando haces una buena, “Astuto”! cuando te escabulles rápidamente en ceñida. Cuando arrancas con un movimiento hábil, di “Matao”!, “Otro que muerde el polvo”!, o algo similar. Te mantendrá  el ego y volando. Prepara una selección de palabras (murmullos) para usar en los diferentes momentos de la regata.

 

Excitación.  Si te sientes letárgico después de la señal de 5 minutos, de 1 minuto o tras cualquier  llamada general, cambia el chip imaginando algo muy potente, aterrador y ahora! Todos tenemos que encontrar nuestra propia imagen electrizante;  podría ser un demonio, un cable de alto voltaje crujiendo, lo que sea... Prueba haciendo un ruido apropiado! Los demás te parecerán “merengues”  hasta después de la salida, cuando vueles lejos.

 

La agresividad controlada.  Esto puede ser eficaz en el mar consiguiéndolo tu mismo. Usar esta técnica es esencial  puedes mantenerte fresco de mente y despejado, y no infringes las reglas. Ten mucho cuidado, no cometas una grosería que viole los buenos modales o la deportividad (IYRR 75.1). Esto excluye  claramente el uso de mal lenguaje en tus relaciones con otros competidores.

 

La agresividad.  Los chicos más jóvenes y las chicas necesitan desarrollar agresividad, basado en un conocimiento legítimo de las reglas. Una ruidosa y clara primera protesta, (y, en su caso, una bandera roja ondeando visiblemente) puede funcionar de maravilla. ­No permitas a los niños agresivos hacer todo a su antojo.

 

Cantar y silbar.  Bueno para ti al competir. Te ayuda a relajarte y distrae a los contrarios. ­ El secreto es desarrollar la habilidad de hacerlo sin pensar en ello!

 

Ojo de ejecutor de la justicia,  sonrisa de pistolero.  Esta es una frase de Dennis Conner. Yo siempre la he encontrado útil en las batallas tácticas con un contrincante. Si alguien está  intentando tenerte preocupado, le pones sonrisa de pistolero y lo examinas como si fueras a ejecutarlo!.