Indice

1.- ARBOLAR TRANQUILO Y BIEN
Una vez tengas el optimist en sus camas o en el carro y todo el material a mano.
Cámbiate y ponte la ropa de navegar para evitar dejar al final el barco un buen tiempo con la vela flameando.
Coloca las poleas y en lo posible la escota, los achicadores, cabo de remolque, remo, bandera de protesta, etc. Infla los flotadores, guarda las fundas. Es decir todo menos la vela y palos.
Pon los cabos del puño de driza y de amura, ajustando el hueco a la forma que quieras dar a la vela. Luego haz los nudos de todos los embergues del palo apretandolos de acuerdo con la forma que quieras dar a la vela.
Ajusta la botavara de la misma manera, primero los cabos de los extremos dando una tensión provisional, para luego colocar los embergues centrales.
Coloca el mástil en su fogonadura revisando que tenga la caída correcta y que quede sujeto con el cabo del seguro.
Engancha la percha y la subes lo mínimo necesario. Como aún no tienes la contra si le das mucha tensión arrugarás la vela por el gratíl en la parte superior del palo.
Ajusta la tensión del gratil usando el contra-cunhegan que debes tener graduado.
Dale a la contra la tensión correcta.
Revisa de nuevo la tensión de la percha para dejarla ya en su punto.
10º Ajusta finalmente el puño de escota (pajarín) también a la tensión correcta.
Y ya solo queda enganchar la escota y salir al agua cuando lo diga tu monitor.
Si por algún motivo hay que esperar, no dejes la vela flameando ya que esto la hace envejecer muy pronto. Colócala sobre el optimist y puedes atarla con el cabo de proa sujetando el mástil por dos puntos al casco. Esto es mejor que ponerle el timón y orza encima que podrían salir volando si coge algo de aire la vela.
Mientras esperas no dejes el timón y la orza al sol; puedes ponerlo debajo de la vela.

Tema siguiente