ESTRATEGIA DE REGATA
POR JULIO LABANDEIRA


"Lo importante y que les voy a decir 50 veces en esta charla es que MIREN" Esto remarcaba Julio en el final de la primera entrega, el 29 de mayo en la charla brindada en las Instalaciones del Yacht Club Olivos.

El titular de Sobstad Argentina y tradicional regatista del Yacht Club Olivos, Julio Labandeira nos cuenta en está segunda etapa, todo lo que es importante para realizar una buena largada, con buenas posibilidades al éxito en la regata. Primero habló del casco y todo lo que desde casa podemos preparar sin siquiera ser necesario que exista la regata. O sea con mucha anticipación.

Ahora ya en el agua, Labandeira considera necesario salir rumbo a la línea con una hora a hora y media de anticipación, para conseguir la mayor cantidad de información en el zona de regatas. En las líneas que siguen nos dice como.

"Tienen que mirar también los objetos lejanos que pueden ser barcos ciñendo, banderas, chimeneas en tierra, etc. Son buenísimas referencias los barcos ciñendo a lo lejos, es común en las regatas los comentarios "mirá como se le prestó o se le negó aquel". Bueno todo esto antes de la largada hay que trabajarlo permanentemente, viendo que es lo que está pasando. Siempre comparando con los pronósticos que teníamos en tierra. Si el pronóstico decía que el viento iba a girar a la derecha. Bueno pruebo una vez. Voy a los 10' y pruebo otra vez y uy se fue 3 o 5 graditos a la derecha. Entonces a los 10' vuelvo a probar y veo que nuevamente está 3 o 5 grados más hacia la derecha. Estoy comprobando yo mismo que el viento gira a la derecha. Eso me va ayudar terriblemente en la regata, si yo comprobé los datos del pronóstico, en la zona de regatas.

La otra variable muy importante es la corriente. Obviamente que en algunos lugares adquiere más importancia y en algunos otros menos. En lugares con muy poca corriente, no es más que una cinta transportadora. Pero en lugares como nuestra zona, de Olivos para el norte, es muy importante. No sólo la intensidad sino el ángulo.

Desde ya la corriente es más fuerte donde hay más profundidad. Para ver el ánguno y la intensidad podemos acercarnos a un barco fondeado y mirando el cabo de fondeo ver como pasa el agua. Otro método para hacerlo solos puede ser con una esponjita tirandola al lado de una boya y ver como se desplaza respecto de la boya. Nuevamente como les decía, una vez más hay que mirar, mirar y mirar.

Cuando voy haciendo el recorrido o cuando vuelvo, hay que estar siempre atento y mirando continuamente; lo que pasa alrededor mío, lo que pasa a 100 metros y lo que pasa a 500mt. Hay que mirar constantemente, con mucha atención y analizando la información. Buscar cualquier cosas que nos pueda dar un dato, sea de viento o de corriente.

Faltando unos 10 minutos para la largada tenemos que regresar a la línea y ahí chequear nuevamente lo que habíamos visto en recorridos más largos, pero con toques de 2 a 3 minutos. ¿Por qué 2 o 3 minutos? Porque muchas veces alguien se engolosina probando y se van sin darse cuenta del tiempo y finalmente llegan a la línea con el tiempo justo y no tienen la posibilidad de probar una vez más. En cambio si en esos 10' hacemos pruebitas de 2 a 3 minutos, vamos a tener la posibilidad de hacer 2 a 3 pruebitas. Esas pruebitas son importantes para rechequear mentalmente lo que veníamos pensando. Nosotros antes de los 10' previos a la largada, habíamos visto que el viento giraba a la derecha, que la corriente tenía determinado ángulo e intensidad y que nuestra velocidad era buena. Todo esto nos va a servir para estar seguros de lo que vamos hacer.

Otra cosa que tenemos que hacer en esos 10', es poner el barco en condiciones de máxima velocidad para la condición actual y no la de una hora antes, cuando salí del club. Si salimos con 10 nudos del sudoeste y ahora sopla 14 del sudeste y el pronóstico decía que aumentaría. Bueno tenemos que prepara el barco para navegar en esas condiciones, antes de largar. Entonces en esos 10' previos vamos a poner el barco para las condiciones de viento y ola que estén presentes.

Las preguntas que debemos contestarnos antes de largar son:
¿En que zona de la cancha hay que navegar?
¿Hacia donde será el primer borneo?
O sea, una vez que largemos ¿para donde va ser el primer borneo?
Ese borneo ¿Será largo o corto? Todas estas preguntas son las que uno debe hacerse y encontrar una respuesta. Otra cosa que debemos identificar es; contra quiénes corremos dentro de la flota y cual es nuestra velocidad y posibilidades dentro de ese grupo que tengo como rivales directos.

Después por supuesto que debemos medir la línea y ver que extremo está más cerca del barlovento. Esto va a estar limitado por los elementos que dispongamos en el barco. Si se trata de un Laser o cualquier otro barco que no tiene ni compás. Hay dos formas muy fáciles para determinar esto:

1- Cazó la escota de manera tal de ir desde la lancha a la boya, recorro la línea, viro y vuelvo. Si al volver tengo que cazar más la escota, quiere decir que la lancha está más adelantada y si por el contrario tengo que filar escota, esto indica que la boya está más adelantada.

2- La otra opción simple es poner el barco al viento, sobre la línea y cuando la botavara está bien en el centro del barco, miró a los costados y voy a ver exactamente como está la línea, respecto del viento. Si preparamos nuestro barco para está maniobra, podemos hacerle dos marcas en el traves del barco, que esten exactamente a la misma altura, para usar de referencia en el momento de medir la línea y eso nos va a facilitar más, está forma de probar la línea.

Si el barco tiene compás es mucho más fácil porque un rato antes, tomo la enfilación de la línea y después simplemente me pongo bien al viento y mido el ángulo del viento. Así ya puedo determinar que extremo está más cerca. Muy importante es confirmar que la proa está bien al viento, o sea con la botavara bien en crujía. Aunque parezca tonto, muchas veces tarda un poco, el barco en orientarse exacto al viento. Esto es muy importante, porque si la proa está desviada unos pocos grados, nos cambia completamente la medición de la largada.

Bueno con la línea medida lo que tenemos que analizar es, probando la cancha, si los borneos son hacía el lado que paga la largada o no. Porque si los borneos son oscilantes, es decir que van y vienen, esto de probar lo vamos a tener que hacer muchas veces. Para poder darnos cuenta en que momento del borneo estamos. Si es que en ese momento el borneo se esta yendo a la izquierda o a la derecha. Esto también va afectar sobre la línea y que punta paga más.

En cambio si después que fondearon la línea perfectamente, notamos a los poco minutos un borneo de unos grados y al rato nuevamente el viento continua girando hacia el mismo lado, nos va a marcar no sólo que lado de la línea estará más cerca del barlovento, sino también estaremos comprobando que el borneo es persistente hacia la misma dirección y entonces en que lado de la cancha conviene navegar. Siempre cruzando la información con la obtenida anteriormente en tierra, con el pronóstico.

Una frase del amigo Melgues decía que "Los mejores tácticos navegan en base al viento futuro y no al actual". Esto es obviamente una frase táctica. Porque todo el resto del barco navega en base al viento actual, excepto el táctico que tiene que estar adelantado para prever que es lo que tenemos que hacer en ese momento, para ganar dentro de un rato.

Bueno una vez que sabemos a donde queremos ir, tengo que determinar también de acuerdo al tipo de flota en la que estamos navegando. Si podemos ser algo más agresivos y arriesgados o si por el contrario debemos ser conservadores. Por que en una flota chica, si yo llego a largar mal, y en realidad me tapa un competidor. Bueno viro, le derivo y ya empiezo hacer mi regata.

En cambio si estoy largando con una flota muy grande es un imposible. Es decir, yo ya tengo que ser muchísimo más agresivo, porque no me puedo dar ese lujo. No me puedo dar el lujo de cambiar mi táctica, porque la flota es demasiado grande y seguramente voy a tener que pasar por la popa de todos, para cambiar mi rumbo.

Es común en nuestra zona y a mi también me pasa. Que quizás acá corremos con flotas chicas de 15 a 20 barcos y entonces no hay tanta presión y nos permitimos largar light, aproximadamente donde queríamos. Pero no, ustedes tienen que acostumbrarse a ser agresivos en cuanto a la posición y el lugar donde quieren largar. Porque sino cuando van a correr a fuera y tienen una flota de 100 o más barcos. Si uno no fue aguerrido con la largada, una vez que largaron no van a poder hacer la táctica que querían, porque la enorme flota se los va a impedir. Hay que siempre largar primero, en el lugar que yo quería, para poder después ir a donde yo quería.

Las posibilidades de la largada:
1- Que convenga la zona de la derecha de la cancha y que pagué largar de la lancha. En esta situación es fácil, largamos de la punta más adelantada y listos para navegar la derecha del campo de regatas. Esto esta muy bien excepto en una sola situación, si el primer barco de sotavento es más grande y rápido que nosotros. Porque ni bien viremos y el también lo haga, nos va a tapar y obligar a salir de nuestra táctica. Entonces en está situación, tenemos que esperar a que el barco más rápido vire antes que nosotros, así podremos mantenernos a barlovento de él y continuar para adelante.

Si el primer borde se alarga y el que va más rápido no se decide a virar, ayudémoslo para que vire, gritándole "Che vira que pasas bien" y obviamente dejándolo pasar derivando si fuese necesario. No importa, lo que nos interesa es que se vaya rápido y no nos moleste más. Lo mismo puede pasar con barcos iguales, pero que uno es más rápido que el otro en esa condición. De no tener esta situación no existe ningún otro motivo para no ser el primero de la derecha.

2- Que pasa si queremos ir a la derecha, pero favorece la boya, es difícil. Si soy el barco rápido de la flota, tengo que ir a defender la boya. Es mi obligación ser el primero desde la boya. Porque si sos el rápido, vas a poder aventajar al resto para cruzarlos con malas. No crean que todos se dan cuenta de esto. A veces el barco lento de 20 pies va a defender la boya frente a otro de 30 o 40 pies, algo ridículo y que no sirve. Hay una foto en Punta del Este donde el CANUTO le orza al FORTUNA y es algo ridículo. Porque ni bien largan el barco grande lo desventa totalmente y la única alternativa que tiene es virar y con malas derivarle a toda la flota. Ahora si somos el barco grande, tenemos que ir a la boya obligadamente.