La largada: Parte I

Por Diego Ravecca, www.optimist.com.ar

 
La Largada (partida)

 

 

          Unos del los puntos fundamentales para correr una buena regata es la largada. No solamente por la sencilla razón de partir antes o después que los demás sino porque la partida define en gran parte nuestra táctica de ceñida.

 

Conceptos

 

La partida:

1.      Define de qué lado vamos a correr.

2.      Podemos sacar ventaja partiendo primeros.

 

1.      Define de qué lado vamos a correr.

Si partimos por boya (lado de babor, izquierdo), es muy probable que la ceñida la tengamos que correr por el lado izquierdo de la cancha (izquierda = lado del reach). Aunque no lo queramos, el desarrollo de la regata nos va a llevar hacia ese lado.  Si partimos por la lancha (lado de estribor, derecho) nuestra ceñida será por la derecha. Por supuesto que hay excepciones. Cuando paga mucho un extremo, los que parten bien quedan tan adelante que pueden correr por donde quieran.

 

Esto lo vimos claramente en el Sudamericano de Chile. Debido a la cancha, era necesario sí o sí partir por boya y ubicarse del lado izquierdo de la cancha.

La cancha de Chile es un típico ejemplo de partidas tácticas, es decir, no importa la ventaja que obtenga inicialmente sino que importa más la posición que adquiero con respecto a la flota.

Vimos cómo muchos países partían bien pero como corrían pensando en una cancha normal, a largo plazo se quedaban atrás, recuerdan la analogía de la “autopista en el lado izquierdo”? Bueno, la gente que corría en forma normal no llegaba a la autopista.

 

2.      Podemos sacar ventaja partiendo primeros.

Esta es la ventaja evidente en una partida pero siempre hay que pensar que es a corto plazo. Es una ventaja 100% efectiva porque los metros que gane en la partida con respecto a los demás son reales porque los tengo en mi popa. No es lo mismo que una ventaja parcial en una ceñida que de un lado parece que cruzo primero, porque hasta no cruzar la proa de los demás esa ventaja no es real.

 

 

 

Estrategia

 

Estos dos puntos deben ser analizados antes de la regata, la decisión que tome es la base para una buena ceñida. Una decisión errada resultará en una acumulación de errores y una ceñida sin ideas, muy probablemente terminemos en el layline rogando por una negada de 30 grados.

Del análisis resultarán algunas decisiones y a esto llamaremos estrategia. No es más que un plan, una idea de cómo resultará la ceñida, qué haremos y dónde queremos estar a cada momento.

 

 

Primero hay que usar una balanza donde pesaremos pros y contras de los dos puntos fundamentales de la partida.

 

Por ejemplo, si estamos en una cancha muy pareja, donde no está favorecido claramente ningún lado de la cancha, podemos decir que la ventaja parcial que ganaremos en la partida será sumamente importante. Tácticamente nos limitaremos a navegar con los borneos entonces la ventaja que logremos en la partida será fundamental.

 

En cambio, si la cancha está muy favorecida por un lado (Chile), tomaremos este factor como de mucho peso y ya no importa por donde paga la partida porque esa pequeña ventaja no es nada comparado a correr por el lado correcto de la cancha.

 

El caso difícil es cuando encontramos una contradicción estable: por táctica tenemos que partir de lancha, por ventaja parcial de boya y no sabemos cuál será la más beneficiosa. En estos casos recomiendo lograr la ventaja parcial, es decir, partir por donde pague la partida. Luego correremos con los borneos yendo hacia el lado que pensamos favorecido.

 

 

Despedida

 

            Espero que te haya gustado, si tenés algún comentario o necesitás alguna información extra no dudes en escribirme a dravecca@yahoo.com. Visitá el sitio www.optimist.com.ar para encontrar más apuntes y novedades!