La largada: Parte II

Por Diego Ravecca, www.optimist.com.ar

 
 La Largada (partida) parte II

 

          Ya vimos en la clase anterior la idea general de una estrategia de partida pensada con anticipación. Ahora vamos a hablar de todo lo que hay que hacer para lograr una buena partida, es decir, para llevar a cabo nuestra estrategia tal como queríamos.

         

Los movimientos

Para lograr una buena partida tenemos que poseer la habilidad de movernos como queramos. Debemos pensar que queremos estar en “ese” lugar y al instante tenemos que llegar allí. Si no se puede lograr esto, es muy difícil realizar una buena partida. Es por eso que se entrena tanto maniobras y dominio del barco ya que tiene una enorme importancia al momento de luchar en la línea de partida.

Es de vital importancia saber frenar totalmente, saber acelerar y saber avanzar proa al viento.

 

La agresividad

Una de las características del que parte siempre bien es la agresividad. Se refiere a los movimientos rápidos y decididos que se realiza con el barco, estos movimientos transmiten que el timonel tiene una clara decisión a los demás y logran el efecto deseado: un espacio. Un movimiento bien realizado puede transmitir “no me apures porque te voy a hacer pasar de la línea” o “frená porque te estoy orzando y pienso seguir hasta la protesta”, etc. Si la otra persona tiene bien claras nuestras intenciones, reaccionará de acuerdo a ello y es lo que queremos.

 

 

 

El “timing”

Es difícil lograr incorporar al tiempo en nuestros movimientos. Para partir bien se debe saber en todo momento cuánto tiempo tardaría del lugar donde estoy a aquel otro lugar donde deseo estar. Esto es referido al movimiento de nuestro barco en el tiempo pero hay algo más importante y es dominar el movimiento de la flota, leer los cambios y las velocidades para anticiparse a lo que va a pasar.

Por ejemplo, si la flota a estribor mío acelera, debo acelerar al mismo ritmo para no quedar tapado en pocos segundos. Si paga de la boya y la flota se apuró demasiado, falta un minuto y todo el mundo está enredado en la boya ya puedo anticipar que se va a armar lío y que debo partir un poco más alejado.

 

 

Con la corriente el tiempo se distorsiona, la mayoría de la gente piensa que llega y corriente en contra no llega, es decir que la corriente tiene un efecto importante en el comportamiento de la flota porque la gran mayoría no lo tiene presente en sus cálculos.

 

Situaciones repetidas

Muchas partidas se parecen, se repiten situaciones similares. Tenemos que hacer como un repertorio de partidas en nuestra memoria. Cuando se presente una partida similar, recordaremos la situación del pasado y eso es una gran ventaja.

Por supuesto que intentaremos no repetir los mismos errores. Es decir que si en una partida me fue muy mal, en la próxima que se presenten las mismas condiciones haré todo diferente.

Parece muy tonto pero la mayoría de los errores son repetidos una y otra vez como una costumbre, se arraigan a nuestros movimientos de pre-partida y no hacemos otra cosa que repetir el pasado cada vez peor. Por eso hay que hacer TODO diferente si antes me salió mal y por supuesto CASI TODO igual si me salió bien. Me estoy refiriendo a los movimientos de pre-partida, como probamos la línea, cómo tomamos punto de referencia, etc etc... la partida se gana muchos segundos antes del TOP.

 

Despedida

 

          Espero que te haya gustado, si tenés algún comentario o necesitás alguna información extra no dudes en escribirme a dravecca@yahoo.com. Visitá el sitio www.optimist.com.ar para encontrar más apuntes y novedades!